Adulting (verbo): Hacer cosas de gente mayor y tener responsabilidades como, un trabajo de 9-5 pm, pagar renta de casa/depa, pagar mensualidad del carro, o cualquier otra cosa que uno piensa que solo hace la gente mayor.

Cuando estamos en nuestros 20’s eso del adulting no suena muy divertido. Tener responsabilidades aburridas como pagar los recibos de luz, hablarle a un plomero para que repare la tubería rota, ir al taller a cambiar la llanta que se ponchó, hacer el mandado… no es algo que esperábamos con ansia cuando deseábamos ser grandes y hacer lo que quisiéramos.

fmukhjupaeqra

Encima de esto, muchas de estas responsabilidades se resumen en DINERO. Dinero que apenas estamos aprendiendo a manejar porque nunca habíamos recibido un salario y quisiéramos gastarlo en mil y un cosas que (obviamente) no son las responsabilidades de adultos.

Aprender a manejar el dinero es un proceso de aprendizaje (lo digo por experiencia: soy mujer, me gusta la ropa, socializar y comer en lugares nuevos lo más que pueda) y aunque no siempre tomaremos las mejores decisiones en cuanto nuestras finanzas, hay algunas cosas que deberíamos evitar en nuestro inicio en la edad adulta para poder lograr un futuro financiero exitoso:

1. NO TENER EN CUENTA EL FUTURO 

Oigan yo soy totalmente de los que piensa que no te vas a llevar nada a la tumba y que no te debes quedar con ganas de algo que en verdad quieres (un viaje, por ejemplo). Pero también hay que pensar en que el tiempo pasa y nuestro futuro necesita financiamiento. ¿Quieres comprar un departamento pronto? ¿Te piensas casar? ¿Algún día te piensas retirar? ¿Qué harías si pierdes tu trabajo repentinamente?

Ser pro-activos, sentarte a determinar tus planes futuros y empezar a reservar algo de dinero es lo más inteligente que podemos hacer, no hay que esperar a que nos sorprenda el día en que queramos hacer algo y por falta de planificación no tengamos ni un peso para salir adelante.

x1fynb2xodmt6

2. GASTAR COMO SI NO HUBIERA MAÑANA

Tener tu primer trabajo y tus primeros salarios es emocionante! Tienes todo el derecho de usarlo a tu gusto y hasta darte un regalito de vez en cuando. Pero ¡cuidado!, gastar en cosas innecesarias y costosas se vuelve un hábito feo.

Comprar un carro carísimo pero que juras que puedes pagar las mensualidades, comer todos los días fuera de casa porque que flojera cocinar y pues tienes el dinero para hacerlo; Suscribirte al gym (y no ir en todo el mes) … Este tipo de cosas no te ayudará más que a dejarte más rápido sin dinero y peor aún, con deudas.

Compra un carro que esté dentro de tus posibilidades, decide si vale la pena o no gastar en el gym y gasta en comidas fuera solo cuando sea necesario (eventos de la oficina, cumpleaños, etc). Verás como rinde más tu dinero.

leo-money

3. NO ESTABLECER UN PRESUPUESTO

Este es como el primer paso. Sí, es GENIAL recibir el pago de la quincena o mes en nuestras cuentas, pero a quién no le ha pasado alguna (o más de una vez) que después de un buen fin de semana revisas tu estado de cuenta y la Oh sorpresa! Te das cuenta de que tienes que sobrevivir con $100 pesos hasta la próxima quincena #uuups

Es muuuuuuy fácil perder de vista tus ingresos; Por lo que es importante conocer y hacer un registro de tus gastos promedios contra tus ingresos y así establecer un presupuesto personal. Si no eres muy fan de hacer presupuestos en papel o Excel; existen apps para tu celular muy útiles y sencillas de usar: checa este artículo de Entrepreneur de 5 apps para administrar tu dinero.

tumblr_mk2q07eqhg1s7dgwgo1_400_zpsfc28f9bb

4. DEPENDER DE TARJETAS DE CRÉDITO

Recuerdo que mucha gente me decía que las tarjetas de crédito eran nuestro peor enemigo. Y tienen algo de razón porque aunque es una herramienta útil, si no hacemos un buen uso, lo único que haremos será afectar nuestras finanzas endeudándonos en cosas innecesarias y pagando tasas de intereses a lo loco.

Yo personalmente, solo uso mi tarjeta de crédito cuando una compra me va a dar alguna ventaja (puntos en la tienda/vuelos, artículos gratis.), para pagar mi celular ó para comprar Online, pero eso sí, tengo bien agendadas mis fechas de pago y a veces (casi siempre) hago la transferencia inmediata de mi cuenta de débito a mi tarjeta de crédito para que no se me pase. (Sí, ya me ha tocado pagar intereses por eso ya no se me pasa).

Piensa bien cuál es la mejor manera de utilizar tu tarjeta de crédito.

tumblr_m2p6jntmnp1qf1er3o1_500

5. NO TENER UNA CUENTA DE AHORROS

Muchas veces creemos que es imposible ahorrar con nuestro salario actual porque no estamos ganando los millones aún. Pero cuando nos sale una emergencia, queremos irnos de viaje, etc. queremos pagar con nuestras quincenas y nos quedamos sin dinero para los próximos meses.

Abre una cuenta de ahorros y haz rutina el mover un porcentaje de tu salario a esa cuenta todos los meses (yo movía del 10%-15%). Esta es una manera sencilla de tener un respaldo y sin darte cuenta (“si no lo ves, no lo piensas”) en unos meses tendrás una cantidad respetable para cualquier emergencia. Una estrategia totalmente efectiva.

Empieza pequeño, pueden ser con $400 pesos al mes, ver como crece tu cuenta de ahorros te motivará a seguirlo haciendo.

63577015863915772731206954_635735325429788202120562036_help20me20im20poor20discounts

Espero que estos consejos te hayan ayudado en algo, si tienes alguna duda o comentario escríbeme y con gusto te contestaré.

– GABSY

Visita mi página de Facebook & Instagram

 

Advertisements